DEVOLUCIONES GRATUITAS

ENVÍOS GRATUITOS +70€

HEARTMADE IN BARCELONA

PROPÓSITO NO SOMOS UNA ONG SOMOS UNA EMPRESA SOSTENIBILIDAD SLOW-FASHION PRODUCCIÓN LOCAL TRANSPARENCIA

PROPÓSITO

Desafiar lo ordinario para construir un mundo mejor

En Senlima queremos motivar a nuevas generaciones a derribar sus límites, sea en el ámbito que sea, ya que creemos que una sociedad con personas valientes, determinadas a abrir sus mentes y a desafiar lo ordinario será la que nos lleve a construir un mundo mejor, con oportunidades reales para todos.

Para nosotros la denominada “discapacidad” es, en la mayoría de los casos, una barrera imaginaria que no hemos superado todavía como sociedad, pero estamos convencidos de que mostrando lo que somos capaces de hacer en Senlima, podremos ayudar a cambiar el mundo.

Por ello, nuestro principal compromiso y el propósito con el que nacimos es el de fabricar productos de forma local y artesanal, con la participación en la cadena de producción de personas en riesgo de exclusión social o con algún tipo de diversidad funcional, poniendo especial énfasis en las discapacidades intelectuales ya que son las que experimentan mayores dificultades a la hora de encontrar empleo en la sociedad actual.

NO SOMOS UNA ONG

Creamos proyectos sostenibles a largo plazo

A pesar de que somos fieles defensores del papel de las asociaciones en la sociedad, en la mayoría de los casos, estas sólo consiguen mitigar temporalmente los problemas a los que se enfrentan, por lo que suelen ser solo un puente hacia la búsqueda de una solución.

Nuestro modelo se basa en ir un paso más allá, creando un proyecto sostenible a largo plazo. Buscamos la integración real de estas personas en la sociedad a través de un trabajo digno en el que puedan desarrollar plenamente sus capacidades, con las responsabilidades y complejidades del trabajo de cualquier otra persona.

Así, trabajamos de la mano con diversas asociaciones para valernos de los puentes que ellos han construído y así lograr crear oportunidades reales y una verdadera integración y normalización de las personas con diversidad funcional intelectual en el mundo laboral.

SOMOS UNA EMPRESA

Integración de personas con diversidad funcional como pilar

En Senlima queremos motivar a nuevas generaciones. En esta búsqueda de la sostenibilidad social, consideramos que la solución pasa por crear un proyecto rentable y autónomo que permita un crecimiento constante que sea independiente de la caridad de las personas.

Nuestro objetivo es integrar en una empresa ordinaria al mayor número posible de personas con diversidad funcional, con el objetivo de normalizar su contratación. Como cualquier otra persona, ellos también tienen el potencial de convertirse en el mejor perfil para cada puesto de trabajo. Por ello, nos basamos en sus capacidades y no en las características que los etiquetan como “diferentes”.

Vivimos en un mundo globalizado sumamente competitivo en el que se desaprovechan perfiles extremadamente válidos por no pararnos a entender sus capacidades. En este mundo, cualquier persona que presente dificultades para expresar su talento se encuentra en una clara desventaja para poder demostrar su valía. Lo que nos diferencia en Senlima es simplemente el hecho de que nos tomamos el tiempo en descubrir ese talento que cada persona tiene.

Para lograrlo, trabajamos de la mano con diferentes Centros Especiales de Trabajo (CET) para aprender de su know-how a la hora de reclutar y formar los perfiles que integramos en nuestras cadenas de producción. Actualmente, trabajamos con diferentes centros especializados en el manipulado, la confección y las artes gráficas, gracias a los que desarrollamos por completo nuestras sandalias, packaging y la customización de nuestros productos textiles.

Somos conscientes de que no es un camino sencillo, pero nuestra evolución natural será la de abrirnos a más proyectos que demuestren que para nosotros no existen los límites y que las barreras solo están en la mente.

SOSTENIBILIDAD

Apostamos por calidad y durabilidad

Existen infinidad de productos que simplemente por seguir la tendencia actual de ser etiquetados como “eco-friendly” comprometen sus procesos de fabricación resultando en métodos más dañinos para el medioambiente que los previamente establecidos.

Un ejemplo son los llamados bioplásticos que sustituyen el petróleo como aceite base por otro de origen vegetal, a expensas de complicar los procesos de fabricación sin por ello evitar la necesidad de utilizar aditivos que puedan perjudicar la salud y el medioambiente. Esta práctica fomenta además en muchos casos la deforestación y el uso de explotaciones extensivas de monocultivo para producir artículos de un solo uso, en lugar de utilizar esa tierra para alimentar a la población. Además, en muchos casos y a diferencia de lo que suelen afirmar, estos productos no son biodegradables ni compostables ya que, por su composición, no sirven para alimentar a otros seres vivos una vez se degradan.

Por ello, en Senlima preferimos apostar por la calidad y la durabilidad de lo que producimos. Aunque tenemos el compromiso de escoger los materiales más eco-friendly disponibles en constante evolución, estos deben asegurar un mínimo de calidad y durabilidad para que podamos considerarlos sostenibles. Creemos que no sirve de nada contaminar constantemente para producir bienes de un solo uso, a pesar de estar hechos de materiales vegetales o supuestamente reciclados. Por este mismo motivo, intentamos que también nuestro packaging tenga un propósito más allá de una buena presentación al poder ser reutilizado.

SLOW-FASHION

Producciones acotadas y atemporales

Uno de los grandes retos de la sostenibilidad pasa por evitar un crecimiento desenfrenado que comprometa el futuro de nuestra sociedad. Si creamos productos más duraderos, evitamos la necesidad de una producción masiva cuyo único fin es aumentar el margen de beneficio, sin tener en cuenta el coste ambiental y social.

En Senlima no creemos en modas pasajeras ni en grandes rebajas ya que consideramos que esto fomenta un consumismo insostenible solo posible de abastecer por una producción en masa. Para alejarnos de estas tendencias, realizamos producciones acotadas y atemporales, comprometiéndonos a fabricar en base a unos costes reales que se traduzcan en un precio justo y por el que las personas estén dispuestas a adquirir nuestros productos en cualquier época del año, sin la necesidad de descuentos.

PRODUCCIÓN LOCAL

Evitamos contaminación de desplazamiento

Actualmente contamos con una producción local y nos comprometemos a mantener esta premisa como una de nuestras prioridades, siempre que sea posible. Desgraciadamente, no todos los procesos productivos serán completamente implantables de forma local ya que de esto también dependen los recursos de los que se dispone en el lugar de fabricación.

No obstante, estamos convencidos de que un producto es más sostenible en la medida en que es más local ya que evitamos la contaminación que supone su desplazamiento. ¿Qué sentido tendría fabricar suelas a base de bambú a miles de kilómetros si en nuestra región podemos fabricar productos similares con una excelente calidad, controlando las condiciones de nuestros trabajadores y optimizando los desechos generados?

TRANSPARENCIA

Escapamos del greenwashing

Y lo más importante, para que un proyecto sea realmente sostenible debe ser transparente y escapar del “greenwashing”. La confianza depositada en nosotros nunca puede basarse en información que haya sido deliberadamente omitida para mejorar nuestra imagen. Solo así conseguiremos seguir evolucionando en base a nuestros valores.